El Juzgado de lo Mercantil núm. 1 de Valladolid, en Sentencia 780/2016 de fecha 2 de diciembre 2016, ha declarado anular parcialmente un préstamo hipotecario referenciado al Franco Suizo (CHF) y ha condenado al banco a referenciar el préstamo al Euro y a aplicar un tipo de interés variable, establecido en el préstamo hipotecario.

El Juzgado de lo Mercantil de Valladolid ha considerado, entre otras cuestiones, que la entidad financiera no ha cumplido el filtro de transparencia exigido por nuestra doctrina del Tribunal Supremo en el momento de la comercialización del producto. Concluye el Juzgado que no se ha probado que se cumplieran en debida forma las obligaciones de información tratándose de un consumidor, o al menos no con la diligencia que se requiere para que se pueda considerar que el consumidor tuvo la información y explicaciones suficientes conocer las concretas condiciones del préstamo.

Considera, igualmente, que la cláusula objeto de discusión no es clara, concreta y sencilla, e infringe la normativa en materia de consumidores y usuarios, no solo gramaticalmente, sino en cuanto a una “información relevante, veraz y suficiente sobre las características esenciales del contrato, en particular sobre sus condiciones jurídicas y económicas”.